Arabia Saudí planea construir la ciudad del futuro
El proyecto Neom contará con un presupuesto de 500.000 millones de dólares para convertirse en un centro de innovación tecnológica de referencia mundial.
Fuente:  Shanghai Daily  -  03/11/2017
El Gobierno también pretende transformar su fondo soberano en el más grande del mundo

El príncipe heredero Mohamed bin Salman anunció la semana pasada ante una audiencia de inversores reunidos en la capital la intención de su Gobierno de construir una ciudad futurista basada completamente en fuentes alternativas de energía.

Financiado por el fondo soberano saudí, así como por la propia Administración y una amplia gama de inversores privados e internacionales, el proyecto va más allá de lo que es una urbe y supondrá la creación de una zona económica independiente en la región noroeste del país, cerca de Egipto y Jordania.

Sus 26.500 kilómetros cuadrados de tierra virgen junto al Mar Rojo acogerán un hub de innovación en el que los científicos podrán desarrollar nuevas tecnologías y los inversores obtener beneficios notables en áreas como la robótica o las energías alternativas. “Este lugar no es para gente convencional o empresas normales”, señaló el príncipe heredero, “sino que será un espacio para los soñadores del mundo”.

Tal y como destaca el medio chino Shanghai Daily, este es el último movimiento dado por Arabia Saudí para romper con varias décadas de lentas reformas y promesas de modernidad muchas veces incumplidas.

El reino se vio obligado a cambiar esa dinámica hace tres años empujado por la caída espectacular de los precios del petróleo, lo que amenazó con debilitar seriamente la economía local y reducir significativamente el poder adquisitivo de los ciudadanos.

La estrategia actual dirigida por Mohamed bin Salman y delimitada a través del programa Visión 2030 pasa por la diversificación de las fuentes de ingresos, más allá de las exportaciones de petróleo, y crear más puesto de trabajo, sobre todo aquellos caracterizados por contar con un componente TIC.

La mayoría de los saudíes trabaja directa o indirectamente para el Estado y sus salarios no suelen ser excesivamente elevados. Aun así, la masa salarial del sector público consume cerca de la mitad del gasto total del Gobierno. Como parte de la estrategia Visión 2030, las autoridades pretenden recortar un 20% esa fuerza de trabajo, pero será necesario asegurar nuevos trabajos en el sector privado para satisfacer la demanda.

Además, se estima que cerca de cinco millones de jóvenes ingresarán en el mercado laboral durante la próxima década, lo que añade aún más presión a los sistemas de generación de nuevos empleos.

Empuje del fondo sobrerano
El Ejecutivo pretende también transformar el fondo soberano de Arabia Saudí en el más grande del mundo a medio plazo y contribuir así al empuje definitivo de una economía local más diversificada. Para ello, la intención es incluir el 5% del gigante petrolero Aramco en la bolsa local y en lo mercados internacionales y transferir el resto de la propiedad al Fondo Público de Inversiones (PIF, por sus siglas en inglés).

Los economistas del reino esperan que esto suponga que el PIF consiga así controlar unos 2 billones de dólares. Esta ingente cantidad duplicaría la que dispone actualmente el fondo soberano de Noruega, que es hoy en día el más grande del mundo.

El director general del organismo árabe, Yasir al-Rumayyan, señaló durante la citada conferencia que su fondo administra actualmente activos valorados en más de 230.000 millones de dólares.

Por otra parte, los medios de comunicación chinos destacan que la Administración saudí puede estar barajando la posibilidad de que la parte internacional de la oferta pública inicial de Aramco se destine a un inversor clave como China, que afianzaría así su posición estratégica en la región. En cualquier caso, se espera que lo primeros pasos del proceso se empiecen a dar durante el próximo año.

China y Arabia Saudí firman acuerdos valorados en 65.000 millones de dólares

Arabia Saudí anuncia nuevos proyectos en infraestructuras

Añadir un comentario

ICEX se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que, entra otras cuestiones: