El Banco Mundial espera que la economía de Omán se recupere a medio plazo
El aumento de la industria petrolera y de las ganancias en otros sectores empujan al alza las previsiones.
Fuente:  Banco Mundial , Muscat Daily  -  10/11/2017
La agenda de reformas sigue centrada en la diversificación económica y en la consolidación fiscal

El último informe Mena Economic Monitor del Banco Mundial estima que “el impulso del sector de los hidrocarburos en 2018 permitirá esa recuperación económica a medida de que se vayan levantando las restricciones de la OPEP a elevar el suministro y conforme el proyecto de gas Khazzan amplíe su capacidad de producción”.

Según informa el medio local Muscat Daily, la diversificación económica auspiciada por el Gobierno y la recuperación de los precios del petróleo llevará a que el crecimiento del PIB suba al 3,4% en 2018 y al 2,9% en el ejercicio siguiente.

Sin embargo, el BM considera que el crecimiento de Omán seguirá frenado este año por la menor producción de petróleo y la caída del consumo y de la inversión. Sus proyecciones muestran que el PIB real disminuirá el 0,1% en 2017 desde el 2,8% de crecimiento registrado durante el ejercicio anterior.

Las austeridad sigue pesando y los elevados déficit fiscales y de cuenta corriente hacen que el Gobierno recurra cada vez más a préstamos externos para finaciarlos, con lo que la deuda pública está aumentando rápidamente.

Omán se unió este año a la mayoría de países no integrantes de la OPEP en su política de recortes de la producción de petróleo para subir los precios. Esto ha provocado una contracción en el sector local de los hidrocarburos del 2,8%.

No solo eso, el Banco Mundial estima que el crecimiento del PIB no relacionado con esa industria ha bajado al 2,5% este año, desde el 3,4% marcado en 2016, debido principalmente a la disminución del gasto público.

Pero las reducciones fiscales del primer semestre señalan que previsiblemente el déficit se reducirá al 13,5% del PIB desde el 20,8% del PIB de 2016. Esta mejora reflejaría los mayores ingresos motivados por el incremento de los precios de los combustibles, así como por el incremento de las tarifas a los grandes consumidores.

A medida que la recuperación de los precios del petróleo vaya mejorando la confianza y aliente la inversión del sector privado, se prevé que el crecimiento del PIB omaní se recupere hasta ubicarse en el 3,4% en 2018 y en el 2,9% en 2019.

Esta entidad valora de forma positiva la adopción de un impuesto al valor añadido del 5% en 2018 y el aumento de las tasas a las ganancias corporativas, puesto que supondrán una reducción del déficit fiscal hasta el 11,4% en dos ejercicios.

La agenda de reformas de Omán sigue centrada en la diversificación económica y en la consolidación fiscal. “A largo plazo”, señalan desde el Banco Mundial, “se espera que las reformas que favorezcan la iniciativa privada, como la ley de propiedad extranjera y la de inversión extranjera directa, y el levantamiento de las sanciones a Irán aumenten notablemente las oportunidades de comercio e inversión.

Las monarquías del Golfo deben reducir drásticamente el gasto público, según el FMI

Omán establece una agencia para atraer inversión extranjera

Añadir un comentario

ICEX se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que, entra otras cuestiones: