Marco jurídico

Resumen del marco jurídico para los negocios

Las leyes húngaras han de aplicar la normativa comunitaria.

Sin embargo, los aspectos concretos de ciertas normas generales pueden ser específicos del país, por lo que la asistencia legal para cuestiones determinantes es recomendable.

El marco legal de referencia para las inversiones extranjeras lo constituyen dos leyes pilares; la Ley de Inversiones Extranjeras de 1988 (sobre establecimiento y operativa de empresas de capital extranjero) y el Código Civil de nueva creación en 2013 (entró en vigor en 2014).

La Ley de Inversiones Extranjeras, comprende la normativa sobre cooperación económica internacional en relación con los flujos de capital y el desarrollo tecnológico en Hungría. Esta Ley garantiza que los inversores extranjeros serán tratados de la misma manera que los nacionales, permitiéndose la repatriación de beneficios, dividendos e ingresos por liquidación en la moneda en que se materializó la inversión.

El Código Civil de 2013, incluye en su articulado lo anteriormente legislado por la Ley de Sociedades de 1998, dejándola sin vigencia desde el 15 de marzo de 2014. Con anterioridad, era esta ley la que se encargaba de la legislación en el caso de las sociedades o entidades sin ánimo de lucro, dejando los casos de fundaciones y asociaciones para el código civil. Actualmente, todos ellos aparecen regulados en el Libro III del Código Civil en cada uno de sus 7 apartados.

Las formas legales y organizativas que pueden adoptar las entidades que desarrollen actividades económicas son diversas (empresa individual, sociedad colectiva, sociedad comanditaria, sociedad de responsabilidad limitada, sociedad anónima, o cooperativa). No obstante, la legislación húngara puede establecer que ciertas actividades sean realizadas a través de una fórmula societaria específica (un ejemplo son los bancos que sólo pueden constituirse como sociedades por acciones). Además, se puede exigir, la obtención de una licencia oficial de constitución, por imperativo legal.

Conforme a la nueva normativa, las sociedades de responsabilidad limitada (Kft) deben constituirse con un capital mínimo de tres millones de forintos (unos 10.000 euros); éstas ya han tenido hasta el 15 de marzo de 2017 para ampliar su capital social hasta dicha cantidad.

Volver a índice de Marco jurídico

Organismos de apoyo a la inversión extranjera

Hungría  cuenta  con  un  sistema  administrativo  centralizado, y por ello la promoción de la inversión extranjera en el país recae en organismos estatales. Las directrices a seguir vienen marcadas por el Ministerio de Economía Nacional, quién se apoya en otros organismos para llevar a cabo su misión y ajustar su estructura a la situación actual.

El fomento de la inversión extranjera en Hungría se realiza fundamentalmente a través de HIPA (Nemzeti Befektetési Ügynökség) Agencia Húngara de inversión, cuya función principal es estimular las inversiones en el país y fomentar las relaciones económicas internacionales bilaterales y multilaterales. Además, HIPA sirve de apoyo a los inversores extranjeros suministrándoles información sobre el entorno de los negocios e incentivos disponibles, poniéndoles en contacto con agentes locales estratégicos y ayudándoles en la obtención  de licencias. HIPA se creó como el sucesor legal de la Agencia de Inversiones y Comercio de Hungría (HITA) en virtud del Decreto 183/2014 del Gobierno de 25 de julio de 2014. Actualmente, el fomento al comercio exterior forma parte de las competencias del Ministerio de Asuntos Exteriores y Comercio.

HIPA se complementa con el  Banco Húngaro de Desarrollo (MFB), cuya principal función es promover el desarrollo  sostenido  según los  objetivos  establecidos  por  el Gobierno a través de la financiación de proyectos de inversión. El MFB dispone de dos elementos para ello: la concesión de préstamos y la participación en el capital de las empresas. 

Desde marzo de 2011 se ha reactivado el conocido como Consejo de Inversores, compuesto por 100 de los  principales inversores del país. Es un mecanismo que sirve para mantener la competitividad y el atractivo de la economía húngara ante los inversores extranjeros, compuesto por el Ministerio de Economía, la Cámara de comercio Americana, la cámara de comercio Alemana-húngara y la Asociación húngara de inversores internacionales, principalmente.

Volver a índice de Marco jurídico

Cuadro de organismos de apoyo a la inversión extranjera

 

   ORGANISMOS DE APOYO A LA INVERSIÓN     DATOS   

Nemzeti Befektetési Ügynökség

Hungarian Investment and Promotional Agency (HIPA)

Agencia Húngara de Promoción de la Inversión 

 

Dirección: Honvéd utca 20

1055 Budapest

Tel..: +36 1 872-6520

Fax: +36 1 872-6699

E-mail: info@hita.hu

Web: www.hipa.hu

 

Magyar Fejlesztési Bank (MFB)

Hungarian Development Bank 

Banco Húngaro de Desarrollo

 

 

 

Dirección: Nádor u. 31.

1051 Budapest

Tel..:  +36 1 428 1772

Web: www.mfb.hu


Nemzeti Fejlesztézi Minisztérium

Ministry of National Development
Ministerio de Desarrollo

Dirección: Fő utca 44-50. 

1011 Budapest,

Tel..: +36-1-795-1700 

E-mail: ugyfelszolgalat@nfm.gov.hu

Web: www.kormany.hu/en

Külgazdasági és Külügyminisztérium

Ministry of Foreign Affairs and Trade

Ministerio Asuntos Exteriores y Comercio

Dirección:  Bem rakpart 47

1027 Budapest,

Tel..:  +36-1-458-1000

E-mail: intcomm@me.gov.hu

Web: www.kormany.hu/en

Nemzetgazdasági Minisztérium

Ministry for  Nacional Economy

Ministerio de Economía Nacional


Dirección: József nádor tér 4

1051 Budapest

Tel..: +36-1-795-1400

E-mail: ugyfelszolgalat@ngm.gov.hu

Web: www.kormany.hu/en

Volver a índice de Marco jurídico

Detalle del APPRI con España

Existe un Acuerdo de promoción y protección recíproca de inversiones (APPRI) firmado en 1992, el cual con la entrada de Hungría en la UE ha dejado de tener relevancia. 

Volver a índice de Marco jurídico

Otros incentivos a la inversión

Otros incentivos fiscales

- R& D (Investigación y desarrollo): El incentivo se aplica sobre el impuesto de sociedades e impuestos locales si el contribuyente realiza actividades de investigación y desarrollo por cuenta propia. Serán deducibles de la base los gastos directos en material y servicios en que se haya incurrido, siempre y cuando no hayan sido comprados a un residente húngaro.

- Shared Services Centres (Centros de servicio compartido): La creación de puestos de trabajo en dichos centros posibilita a las empresas la obtención de beneficios fiscales tanto en el impuesto de sociedades como en impuestos locales. Dependiendo de la ubicación del SSC la cantidad de la bonificación puede cubrir hasta 24 meses de gastos fiscales para empleados recién contratados. La base del impuesto local también puede verse reducida en un 1 millón de florines  (aproximadamente 3.333 euros) por cada  empleado adicional en el año en que son contratados. Entre las condiciones necesarias para su obtención está la creación de al menos 100 puestos de trabajo y el desembolso total de la misma en un periodo no superior a 3 años.

- Producción cinematográfica y deportiva: Hungría subvenciona la producción cinematográfica, artística y deportiva a través de grandes ventajas  fiscales. Las compañías pueden obtener un ahorro de hasta el 119% de la inversión realizada.

Volver a índice de Marco jurídico

Zonas francas y ZEE

No existen actualmente zonas francas. El Ministerio de Economía Nacional estudia la creación de zonas francas, que se ubicarían en Székesfehérvár, Gyor, Kecskemét, Miskolc, o Szombathely.

Volver a índice de Marco jurídico

Contratación Pública. Criterios de adjudicación de contratos

La ley de Compras Públicas CXLIII 2015 determina las condiciones de las licitaciones y los concursos públicos. 

La ley tiene los siguientes criterios de adjudicación: técnicos; oferta económica, referencias en proyectos de similares características. Si una licitación cumple los requisitos técnicos y de procedimiento administrativo (en ocasiones pueden ser excesivamente restrictivos) la oferta se valora siguiendo criterios económicos, en los que se incluyen otros aspectos como el coste de mantenimiento para determinados bienes objeto de licitación. Según estas variables se determina una matriz de criterios a los que se les atribuye una puntuación. La oferta que presente una puntuación ponderada superior suele resultar la elegida. Si se tiene en cuenta el criterio económico, en la mayoría de los casos, es la oferta más económica la que suele ser seleccionada, excepto cuando es declarada oferta temeraria.

Junto a esto, hay que considerar otras cuestiones relativas que se refieren a la obligatoriedad general de presentar la documentación en idioma local, así como los pliegos de los concursos, que se encuentran en húngaro, y los breves plazos establecidos para su presentación.

Volver a índice de Marco jurídico

Régimen de inversiones

Hungría mantiene una política aperturista en el ámbito de las inversiones y como norma general los inversores extranjeros disponen de libertad para realizar inversiones directas en el país, no siendo necesaria ninguna autorización especial para el establecimiento de nuevas empresas en el mercado.

La Ley de Inversiones Extranjeras (XXIV/1988), comprende la normativa sobre cooperación económica internacional en relación con los flujos de capital y el desarrollo tecnológico en Hungría. Esta Ley garantiza que los inversores extranjeros serán tratados de la misma manera que los nacionales, permitiéndose la repatriación de beneficios, dividendos y resultados, en caso de liquidación de la inversión, en la moneda en que se materializó la misma.

De igual modo, la expropiación queda prohibida y cualquier perjuicio ocasionado a la  propiedad de inversores extranjeros derivado de procesos de nacionalización o medida similar, conllevará la indemnización total por la cantidad invertida.

Conviene señalar que Hungría es miembro de MIGA (Agencia Multilateral de Garantía de Inversiones) perteneciente al Grupo Banco Mundial.

Volver a índice de Marco jurídico

Propiedad inmobiliaria

El inversor extranjero no encuentra dificultades de ningún tipo para acceder a la propiedad inmobiliaria excepto por lo que se refiere a los inmuebles rústicos (principalmente tierras calificadas como rurales), para los que rige un régimen especial muy restrictivo.

Tanto las personas físicas como las personas jurídicas pueden ser propietarias de inmuebles urbanos sin ninguna restricción. En los años anteriores a la crisis buen número de empresas españolas realizaron inversiones en el campo hotelero, industrial y promovieron edificaciones de viviendas y oficinas, principalmente en la ciudad de Budapest.

El sector de la construcción se encuentra en crecimiento desde principios del año 2016 gracias en gran parte al aumento de los fondos europeos destinados a la realización obras de ingeniería civil. Además, el programa CSOK, lanzado en 2015 por el Gobierno húngaro, ha impulsado igualmente la construcción de viviendas durante el año 2016. Este programa otorga subvenciones a fondo perdido y préstamos hipotecarios a bajos tipos de interés para aquellas familias que adquieran viviendas nuevas o usadas y se comprometan a tener un mínimo de tres hijos en el plazo máximo de diez años. Como resultado, en enero de 2017 el sector de la construcción creció un 18,5% respecto a enero de 2016: un 26,1% la construcción de edificios y un 29,6% las obras de ingeniería civil. En cuanto al número de viviendas construidas, en el año 2016 se registraron 9.994 nuevas viviendas, lo que supone un incremento del 31% respecto al año anterior.

El mercado del alquiler de viviendas también conoció los efectos de la crisis lo que se reflejó en sensibles caídas de los alquileres. Desde 2015 se aprecia una sensible recuperación, sobre todo en los distritos más cotizados de la capital. Ello abre nuevamente buenas posibilidades para la inversión extranjera en este sector que, además, contará con la previsible recuperación de los precios impulsados por el aumento de la demanda, como se ha constatado en el año 2016 y los primeros meses del año 2017.

Las condiciones fiscales también favorecen las inversiones inmobiliarias en Hungría, tanto desde el punto de vista de las plusvalías como de las rentas obtenidas a través del alquiler de las mismas. 

Volver a índice de Marco jurídico

Incentivos a la inversión (fiscales, sectoriales, regionales y locales)

Al ser miembro de la Unión Europea, Hungría tiene acceso a un gran número de ayudas. El plan de incentivos y promoción de  inversiones, que es competencia del Ministerio de Asuntos Exteriores y Comercio, y gestionado por HIPA (Agencia de la Promoción de  Inversiones), es acorde a la normativa europea sobre libre competencia y ayudas estatales.

Para facilitar y mejorar la competitividad de sus empresas, Hungría ha puesto a disposición de las empresas una amplia gama de incentivos, como subvenciones directas, subsidios para la creación de empleo, programas especiales de préstamos e incentivos fiscales para fomentar el desarrollo. Todo ello, unido al debilitamiento del forinto húngaro frente al euro en los últimos años (si bien desde julio de 2017 se ha observado un ligero fortalecimiento) y al aumento del nivel de productividad de la mano de obre húngara, ha propiciado que muchas empresas extranjeras realicen inversiones en el país e incluso amplíen sus instalaciones (sobre todo en los sectores de la automoción y de servicios). Dichos incentivos están abiertos a todas las empresas registradas en Hungría, sea cual sea la nacionalidad del inversor o su lugar de registro. La principal medida del gobierno húngaro para atraer mayores inversiones al país ha sido la de rebajar el impuesto de sociedades a un tipo único del 9% a partir del 1 de enero de 2017, convirtiéndose de esta manera en el país europeo con menor carga fiscal para las empresas.

El gobierno promueve la realización de inversiones productivas en el país, para las que HIPA concede ayudas en función de la importancia de la inversión o el lugar donde se realiza considerando, sobre todo, las posibilidades de creación de nuevos empleos. Existen oportunidades de negocio latentes en el país en segmentos tales  como  la biotecnología, TI, industria del automóvil y  turismo. Las empresas con importancia en sectores considerados como estratégicos por el gobierno húngaro están en posición de firmar acuerdos de cooperación estratégica con el gobierno

1.    Ayudas a fondo perdido mediante subvenciones cofinanciadas por la UE

En 2014 se firmó el Acuerdo de Asociación entre la UE y Hungría, según el cual Hungría obtendría unos 25.108 millones de euros a través de 9 programas operativos. En 2015 se añadió un programa nuevo, por lo que al final habrá 10 programas operativos. Las principales áreas de interés con el nuevo programa se centrarán en aumentar la tasa de empleo, la competitividad de las empresas del país, fomentar el desarrollo en I+D+i e incrementar el uso de la energía de manera eficiente.

Las áreas prioritarias hasta 2020, por lo tanto, son: Desarrollo Sostenible, Sanidad, Vivienda, Desarrollo Empresarial, Investigación y Desarrollo, Creación de Empleo y Transporte. La Oficina del Primer Ministro es la encargada de coordinar la asignación de dichos fondos.

Los proyectos susceptibles de usar fondos estructurales o de cohesión de la Unión Europea están sometidos a determinados requisitos, como contar con financiación propia por parte del promotor del proyecto. La llegada de los fondos europeos ha sido un importante estímulo para la economía húngara sobre todo en los últimos años, ya que gran parte de la inversión directa extranjera recibida por el país ha sido atraída gracias a los mismos.

 Los acuerdos de cooperación estratégica firmados hasta el momento son principalmente del sector de la industria alimentaria o automovilística,  turismo e investigación y desarrollo. En 2016 se firmaron hasta 71 acuerdos (un aumento de un 6% respecto del 2015) con más de 17.647 puestos de trabajo creados hasta finales del mismo año.

2.    Incentivos para la formación y creación de empleo

El Decreto de Consejo de Ministros de número 210, de 27 de agosto del año 2014, sobre el incentivo de inversiones y la Orden Ministerial nº 3 del Ministerio de Economía de fecha 13 de febrero del año 2015 tienen como objetivo final fomentar el clima de negocios para atraer capital extranjero y favorecer la llegada de nuevas inversiones para la creación de nuevos empleos. Para poder acceder a alguna de las subvenciones a medida la empresa inversora tendrá que crear, por lo menor, 50 o 100 puestos nuevos dependiendo del lugar de la inversión. 

Para consultar los criterios y las posibilidades ofrecidas por el Gobierno a los grandes inversores, existe una Nota informativa sobre los incentivos a la inversión y formación profesional en Hungría 2015 en el siguiente enlace:

http://www.icex.es/icex/es/navegacion-principal/todos-nuestros-servicios/informacion-de-mercados/paises/navegacion-principal/el-mercado/estudios-informes/DOC2015490870.html?idPais=HU   

3.     Incentivos fiscales, sectoriales o regionales

Incentivos fiscales

Las competencias en materia tributaria son competencia de la Administración Nacional de Impuestos y  Aduanas (NAV), dependiente del Ministerio de Economía Nacional de Hungría.

Existen incentivos fiscales para determinadas inversiones, dependiendo de la cantidad invertida, el sector y la región destinataria de la inversión. Además, también se permiten deducciones fiscales de los gastos realizados con ocasión de la inversión, así como de los gastos en I+D.

La Ley LXXXI de Impuesto de Sociedades y de Dividendos de 1996 fue modificada por las leyes 146,147, 178 y 208 de 2012 donde se establecieron una serie de elementos para la reducción del Impuesto de Sociedades. Una empresa puede reducir la base del impuesto sobre sociedades hasta un máximo de 80% con el importe de la inversión realizada (Decreto de Consejo de Ministros 165/2014). Su última modificación entró en vigor el día 16 de junio de 2017 (Ley LXXIII de 2017).

Las características que debe cumplir la inversión para tener acceso a la reducción de hasta el 80% en los 10 años siguientes a la realización de la inversión, son las siguientes:

- Que la inversión sea de al menos de 3.000 millones de forintos (10 millones de euros).

- Que la inversión sea de al menos 1.000 millones de forintos (3,33 millones de euros), en alguna de las regiones preferentes o regiones pequeñas del país y que tenga como resultado la creación de nuevas instalaciones, la ampliación de las ya existentes o que de la inversión resulte un cambio sustancial de los productos o su proceso productivo. Queda excluida la inversión en investigación básica, y desarrollo experimental.

Gozarán también de incentivos fiscales las inversiones que no superen los 100 millones de forintos (3,33 millones de euros) y vayan destinadas a alguno de los siguientes sectores: protección medioambiental, higiene alimentaria, producciones de video o cine, investigación básica, investigación aplicada o desarrollo experimental, así como que cumpla con ciertos requisitos sobre empleo futuro.

Régimen general

El tipo general único del Impuesto sobre Sociedades en Hungría es del 9%. (Ley CLXXXII de 20 de diciembre de 2016). Si bien esta modificación supone que a priori la carga tributaria en Hungría sea la más baja de la Unión Europea, ello no exime a la empresa de tributar por otros impuestos tales como las tasas municipales u otras de distinta naturaleza, que pueden aumentar la carga tributaria de las empresas.

Para empresas residentes los dividendos domésticos e internacionales están exentos, a menos que el dividendo provenga de una empresa filial extranjera. Las empresas no residentes están sujetas a todos los impuestos que corresponde a sus actividades en Hungría.

Del mismo modo, determinadas actividades como la producción o suministro de la energía están sujetas a un  impuesto especial. El tipo del impuesto es del 31% sobre la base imponible (“Robin Hood tax”) que puede ser deducida hasta un 50% cuando se destine a inversiones.

En Hungría, las plusvalías se incluyen en la base del impuesto de sociedades al tipo general, salvo las plusvalías de empresas extranjeras sin residencia permanente en Hungría que están exentas de impuestos.

Régimen simplificado para PYMES

Desde 2013, las pequeñas y medianas empresas que tributen en Hungría pueden solicitar acogerse a dos regímenes simplificados: KATA (50.000 forintos/mes) y KIVA (14% en 2017 y 13% en 2018).

Los requisitos para poder acogerse al sistema Kata son los siguientes: Estar establecidos como negocios unipropietarios o micronegocios y que esta actividad suponga su principal fuente de ingresos y no supere un volumen de negocio de 12 millones de forintos  al año (aprox. 20.000 euros). En el caso de que el volumen de negocio anual de la empresa supere los 12 millones de forintos, la cantidad excedida tributará al 40%.

Al régimen Kiva pueden acogerse las empresas con una media anual de hasta 50 empleados en el año de registro, y cuyos ingresos anuales y activos no excedan los 500 millones forintos (aprox. 1,7 millones de euros) en volumen de negocio. Si los ingresos anuales superan esta cantidad, el exceso tributaría al régimen general del 9%. Acogerse a este régimen evitaría a la empresa a tributar por programas de formación profesional así como otros gravámenes y cotizaciones sociales (Contribución Social Generalizada).

Además de estos impuestos, los municipios pueden aplicar impuestos sobre las actividades de hasta el 2% sobre los ingresos.

Incentivos Sectoriales y Programas Operativos

En 2014 se firmó el Acuerdo de Asociación entre la UE y Hungría, según la cual Hungría obtendría unos 25.108 millones de euros a través de 9 programas operativos. En 2015 se añadió un programa nuevo, por lo que al final los 10 programas operativos serán los siguientes:

Nombre de PO Finalidad Fondos Importe en Euros
Programa Operativo para el Desarrollo Económico e Innovación (GINOP) Fomentar la empleabilidad, el aprendizaje permanente y la convergencia de las zonas menos desarrolladas. FEDER, FSE 7.733.969.530
Programa Operativo de Desarrollo Regional y Municipal (TOP) Ayudar a las regiones más desfavorecidas a mejorar su competitividad a través de un mejor aprovechamiento de su potencial en innovación y mejora en la gestión de sus activos y fortalezas. FEDER, FSE 3.389.963.001
Programa Operativo para Mejorar Competitividad de Hungría Central (VEKOP) Fomentar el desarrollo sostenible e inteligente, el entorno social, la mejora de la competitividad y la empleabilidad de la región de Hungría central. FEDER, FSE 463.703.439
Programa Operativo de Desarrollo del Trasporte Integrado (IKOP) Fomento de la eficiencia, sostenibilidad y accesibilidad del transporte ferroviario, viario, fluvial y urbano. FEDER, FC 3.331.808.225
Programa Operativo de Eficiencia Energética y Medioambiental (KEHOP) Promover la eficiencia de los recursos, la adaptación al cambio climático, y la prevención y gestión de riesgos. FEDER, FC 3.217.105.883
Programa Operativo de Apoyo para los más Necesitados (RSZTOP) Ayudar a los más necesitados a contar con las condiciones básicas de la vida y ayudar su integración profesional. FSE 93.882.921
Programa Operativo de Desarrollo de la Administración y Servicios Públicos (KÖFOP) Mejorar de la capacidad y la eficacia de la administración y de los servicios públicos FSE, FC 794.773.905
Programa Operativo de los Recursos Humanos (EFOP) Promover la inclusión y cohesión social a través de la mejora de la educación pública, del aumento de empleados en sectores intensivos en  I+D y la prevención de enfermedades FEDER, FSE 2.612.789.000
Programa Operativo de la Pesca (MAHOP) Fomentar la acuicultura y la pesca sostenible,  diversificar el mercado y crear nuevos empleos FEMP 39.096.293
Programa del Desarrollo Rural (VP) Mejorar la competitividad de la agricultura y la silvicultura, la calidad de vida en las zonas rurales y la promoción de la diversificación de la economía rural. FEADER 3.430.664.493
Total     25.107.756.690

Volver a índice de Marco jurídico

Representación y agencia

En Hungría, la representación comercial viene regulada en la ley CXXXII de 1997 sobre sucursales y oficinas de representación de compañías extranjeras en este país. La actividad de agente comercial viene regulada por la ley CXVII de 2000.

Varias empresas húngaras llevan a cabo la representación comercial de productos, en ocasiones de manera no exclusiva. La representación de manera exclusiva se lleva a cabo, en ocasiones, a través de oficinas de representación y empresas sucursales o filiales.

Los agentes comerciales en el país no están muy extendidos y son difícilmente identificables. En la práctica, los agentes buscan los productos y las marcas que quieren representar y que coincidan con su perfil. Existen agentes comerciales que residen en países limítrofes a Hungría (por ejemplo, Austria) y que visitan a sus clientes presentes en Hungría.

Volver a índice de Marco jurídico

Formación de "joint-ventures". Socios locales

En el mercado húngaro es muy conveniente la presencia de un socio local bien introducido. No sólo por la barrera idiomática, sino también para que ayude en los procesos burocráticos que pueden llegar a resultar lentos y complejos.

Dicho esto, la Joint Venture como tipo de forma jurídica ha caído en desuso al ser Hungría un país integrado en Europa Occidental y en la Unión Europea.

Volver a índice de Marco jurídico

Tipos de sociedades

En 2014 entraron en vigor las últimas modificaciones que afectarían a aquellas empresas creadas a partir del 15 de marzo de dicho año.

Se citan a continuación las principales formas societarias presentes en el país:

Sociedad Comanditaria limitada (Betéti Társaság: BT)

La Sociedad Comanditaria (partnership limitado) no requiere un capital mínimo determinado para su fundación. El número mínimo de miembros es dos. Se exige que se funde por al menos un socio interno con plena responsabilidad, y otro externo a la empresa con responsabilidad que se limita a su contribución de capital. El beneficio se distribuye generalmente en función del capital aportado pero se puede acordar de manera distinta.

Sociedad Comanditaria ilimitada (Közkereseti társaság, KKT)

Tampoco requiere un capital mínimo desembolsado. Estas sociedades se caracterizan por estar formadas por al menos dos miembros, que soportan de manera solidaria la responsabilidad ilimitada sobre las actuaciones de la empresa. Se requiere una participación conjunta de todos los miembros a la hora de tomar las decisiones que afectan a la sociedad. La distribución de beneficios en estas sociedades es proporcional al capital aportado.

Sociedad de Responsabilidad Limitada (Korlátolt Felelõsség Társaság  KFT)

Esta forma societaria es la más común entre los inversores extranjeros, y sería el equivalente a la sociedad limitada en España. Sus miembros tienen responsabilidad limitada lo que indica que bajo circunstancias normales, no son responsables de las obligaciones y deudas contraídas por la compañía más que con el capital aportado.

El capital mínimo inicial es de 3.000.000 de forintos (unos 10.000 €) y debe estar constituida por al menos un miembro. La designación “Sociedad de Responsabilidad Limitada” (“Korlátolt Felelösségü Társaság”) o su abreviatura “Kft” deberá aparecer junto al nombre de la empresa.

Sociedad Anónima (Részvénytársaság)

El capital está formado por un determinado número de acciones, con un valor nominal también determinado. La responsabilidad patrimonial de sus miembros se extiende únicamente al capital aportado.

En Hungría las Sociedades Anónimas pueden clasificarse en función de la forma de constitución en dos tipos:

-    Públicas: Parte o la totalidad de las acciones se han emitido mediante un procedimiento público de suscripción. (Nyilvánosan mûködõ Részvénytársaság- Nyrt).El desembolso mínimo inicial es de 20.000.000 forintos (66.600 euros).Debe contar al menos con dos miembros para su constitución.

-    Restringidas o privadas: Aquellas en las que las acciones no se han emitido públicamente. (Zártkörûen Mûködõ Részvénytársaság - Zrt). El desembolso inicial es de 5.000.000 de forintos (16.600 euros)  y debe contar al menos con un miembro para su constitución.

Está prohibida la emisión de acciones por debajo de su valor nominal. Podrán emitirse acciones preferentes para los trabajadores de la empresa, así como acciones con una retribución fija.

El Consejo de Administración debe estar compuesto por un mínimo de tres miembros y por un máximo de once. Una Asamblea General de socios debe convocarse al menos una vez al año para la aprobación (en su caso) de las cuentas anuales, decidir sobre el reparto de beneficios y elegir o renovar a sus administradores.

El órgano de gestión es la Comisión de Control, que estará formada por al menos tres miembros, y es obligatoria.

Los requisitos de funcionamiento de estas sociedades son complejos, por lo que sólo se recomienda utilizar esta forma societaria en caso de tener previsto cotizar en bolsa o en el caso de que ésta venga impuesta por Ley por el tipo de actividad económica de que se trate (por ejemplo los bancos).

Oficina Sucursal (Fióktelep)

Una oficina sucursal es una entidad económica perteneciente a una empresa extranjera, que carece de personalidad jurídica, y que está autorizada a llevar a cabo actividades económicas en Hungría de forma independiente.

La empresa extranjera propietaria de la sucursal es responsable de las obligaciones contraídas por ésta y debe proporcionar los activos necesarios para poner en marcha dicha sucursal. Durante el proceso de fundación, así como en el tiempo en que esté operativa la sucursal, será tratada como cualquier otra sociedad.

Oficina de Representación Comercial (Kereskedelmi Képviselet)

La Oficina de Representación es un tipo de entidad usada habitualmente por empresas que desean familiarizarse con el mercado húngaro antes de poner en marcha una inversión. Su actividad está restringida a actividades de negociación de acuerdos y mediación en nombre de la empresa matriz, y a actividades informativas y promocionales. Una Oficina de Representación no está autorizada a llevar a cabo actividades comerciales o prestar servicios que le reporten beneficios directamente.

Para tener información sobre los plazos y costes de la constitución de las formas de sociedades antes mencionadas, se puede consultarla aplicación de los costes de establecimiento del ICEX(http://www.icex.es/icex/es/navegacion-principal/exportadores-habituales/informacion-de-mercados/simulador-costes-de-establecimiento/index.html)

Agrupación Europea de Interés Económico

Funcionan igual que en la UE. Se regulan por la Directiva Nº 2137/85 de 25 de julio de 1985 del Consejo:

http://eur-lex.europa.eu/legal-content/ES/TXT/?uri=URISERV%3Al26015

Sociedad Cooperativa Europea

Se regulan por la Directiva Nº 1435/2003 de 22 de julio de 2003 del Consejo:

http://eur-lex.europa.eu/legal-content/ES/TXT/?uri=URISERV%3Al26018

Sociedad Europea

Se regulan por la Directiva Nº 2157/2001 de 8 de octubre de 2001 del Consejo:

http://eur-lex.europa.eu/legal-content/ES/TXT/?uri=URISERV%3Al26016

Las sociedades en Hungría pueden ser constituidas por personas físicas tanto nacionales como extranjeras, personas jurídicas o incluso sociedades sin personalidad jurídica. La finalidad debe ser el desempeño  de una actividad económica, y los fundadores deben de participar en dichas empresas creadas bien como miembros de éstas o bien adquiriendo participaciones (acciones).

Una sociedad queda constituida legalmente desde el mismo momento en que se registra en el registro legal de empresas. La empresa debe notificar su constitución al Tribunal del Registro de la región correspondiente para su registro y posterior publicación en un máximo de treinta días a partir de la elaboración de estatutos. En caso de requerirse una licencia de fundación, dicha licencia debe remitirse en un plazo máximo de treinta días tras la concesión y recepción de la licencia.

Toda información susceptible de definirse como pública de la empresa, así como una relación de sus propietarios y accionistas, miembros ejecutivos y directivos debe ser publicada en una publicación oficial denominada “Cégközlöny” (Boletín de empresas)

Licencias y formas societarias obligatorias

La legislación húngara establece que ciertas actividades económicas deban ser realizadas únicamente por empresas con formas societarias determinadas (por ejemplo, los bancos sólo pueden constituirse como sociedades limitadas por acciones).

Además, la Ley puede exigir la obtención de una licencia oficial de constitución. En caso de que un precepto (exceptuando las normas locales) establezca la obligatoriedad de dicha licencia para el desempeño de una determinada actividad económica, la empresa afectada sólo podrá constituirse (en caso de que todavía no se haya constituido) o continuar con su actividad si posee esa licencia.

Dentro del marco establecido en la Ley CXLIV de 1997, los accionistas y/o propietarios de una empresa podrán establecer libremente en sus respectivos estatutos disposiciones o normas de funcionamiento interno.

“Sociedad en constitución”

La sociedad en proceso de constitución podrá actuar como "sociedad en constitución" desde el mismo momento del registro público de los estatutos. Deberá indicar en su denominación la expresión “en proceso de registro” en sus operaciones y documentos públicos.

Para poder registrar correctamente una empresa, el fundador o los fundadores deberán remitir los estatutos y demás documentación al Tribunal del Registro. Una vez enviada esta información podrán empezar sus operaciones (con la categoría de empresa en constitución) hasta que se encuentre formalmente registrada.

Esta norma cuenta con la excepción de aquellas actividades para las que se necesite licencia oficial. Será necesario en éstas que la empresa haya completado su proceso de constitución.

Volver a índice de Marco jurídico

Propiedad industrial (marcas, patentes, diseños, licencias)

La legislación sobre patentes y marcas aparece regulada en diversidad de leyes y decretos. Los de mayor importancia se muestran a continuación:

  • Patentes: Ley XXXIII de 1995 sobre la Protección de Inventos y Patentes;Ley XXIII de 2009 sobre la Patente Europea y el Decreto 19/2005 sobre tasas administrativas.
  • Marcas: Ley XI de 1997 sobre la Protección de Marcas Comerciales y el Decreto 19/2005 sobre tasas administrativas.

En cuanto a diferentes tratados y convenciones internacionales, Hungría ha firmado la Convención de París sobre la Protección de la Propiedad Industrial (Decreto 18/1970); el Tratado de Cooperación de Patentes (Decreto 14/1980) y el Tratado sobre Regulación de Patentes (Ley CXXXI de 2007).

El sistema de patentes y marcas está plenamente equiparado con el sistema europeo occidental.

Se considera patentable un invento nuevo, susceptible de aplicación industrial. Los descubrimientos, teorías científicas y programas informáticos no son patentables. Una patente da derechos exclusivos sobre el uso del invento a su inventor o deja a otros usarlo bajo las condiciones acordadas por el primero.

Para obtener una patente en Hungría es necesario:

a) Rellenar una petición oficial para la Oficina de Patentes Húngara

b) Y una petición de patente internacional en base al Tratado de Cooperación de Patentes.

Los solicitantes extranjeros deben ser representados por representantes autorizados que residan en Hungría. Debido a la complejidad del proceso, se recomienda la ayuda de abogados especializados en patentes.

Para obtener una marca comercial en Hungría se puede:

a)  rellenar una solicitud para la Oficina de Patentes Húngara ó

b) rellenar una solicitud regida por el Acuerdo de Madrid o el Protocolo de Madrid sobre el registro internacional de Marcas Comerciales

Normalmente es más útil la segunda opción, ya que es más rápida y sencilla y protege a la marca comercial de manera internacional (incluida Hungría)

Al igual que para las patentes, los solicitantes extranjeros deben ser representados por residentes autorizados en Hungría.

La ley que rige los modelos de utilidad es la Ley XXXVIII de 1991 sobre la Protección de Modelos de Utilidad.

Para registrar un modelo de utilidad se debe rellenar un formulario para la Oficina de Patentes Húngara. Los solicitantes extranjeros deben ser representados por representantes autorizados que residan en Hungría.

Para los diseños industriales se debe aplicar la Ley XLVIII de 2001. 

A la hora de registrar un diseño industrial en Hungría, es necesario rellenar:

a) Una solicitud a la Oficina de Patentes Húngara

b) Y una solicitud internacional conforme al Acuerdo Internacional de la Haya sobre diseño industrial.

Volver a índice de Marco jurídico

Barreras de entrada para inversores españoles

En general, el clima de inversiones es estable en la mayoría de sectores, tales como automoción, electrónica, farmacéutica, TIC, alimentación y energías renovables, en los que hay un gran número de empresas extranjeras establecidas en el país. En estos sectores el Gobierno suele firmar acuerdos de cooperación estratégica con las empresas que hacen grandes inversiones en Hungría a través de los cuales se comprometen a comunicarles de antemano información sobre cambios en la regulación de su sector. Sin embargo, hay determinados sectores que el Gobierno considera estratégicos y que son más inestables debido a la gran intervención estatal. Es el caso del sector energético y el sector financiero, especialmente.

El sector energético lleva experimentando un proceso de cambio estructural profundo desde 2011, año en que comenzó la nacionalización parcial de distintas compañías del sector como por ejemplo las empresas Fogász y MOL, esta última la principal empresa de petróleo y gas de Hungría. Según el Plan de Estrategia Energética 2030 de Hungría, el Gobierno pretende conseguir el monopolio del sector energético para poder garantizar el acceso a los suministros energéticos a un precio competitivo. Así, planea ofrecer una reducción paulatina de los precios de dichos suministros tanto para la industria como para las economías domésticas. De esta forma el Gobierno prioriza, por un lado, impulsar la demanda interna al disminuir el presupuesto energético de los hogares, y por otro lado, fomentar la competitividad de la industria siendo uno de los países europeos que ofrece energía a menor coste.

Esta política nacionalista ha conducido a la compra total de la compañía eléctrica MVM, que más tarde compró el negocio gasista de la alemana E-ON en Hungría. En cambio, la participación del Gobierno es muy reducida en el sector de energías renovables. En el Programa Operativo Energético actual uno de los ejes más importantes es la eficiencia energética, habiéndose adjudicado en el mes de julio de 2017 un macro proyecto para la renovación de la eficiencia energética de edificios del país por un valor de 200.000 millones de forintos. Por otro lado, el Gobierno prevé iniciar en 2018 la ampliación la central nuclear de Paks, que es la única central nuclear del país, está construida con tecnología rusa y produce cerca del 50% de la energía eléctrica consumida en el país. Por esta última razón se realizó un concurso público, el cual concluyó con la adjudicación del proyecto a una empresa propiedad de la rusa Rosatom.

En el sector de las energías renovables la nueva legislación aprobada en octubre de 2016 sobre energía eólica impone unas condiciones para la construcción de plantas eólicas que supone la práctica imposibilidad de realizar nuevas inversiones en este campo

El sector financiero se encuentra en su mayoría en manos de inversores extranjeros. Esto ha llevado al gobierno a defender una mayor participación del capital húngaro en el mismo, lo que se ha llevado a cabo a través de la compra de participaciones en bancos extranjeros por parte del gobierno; en paralelo, se aumentó considerablemente la presión fiscal sobre la banca y se aprobó la sustitución de los préstamos en divisas (principalmente créditos hipotecarios y créditos personales) por préstamos en moneda local a un tipo de cambio previamente fijado por el gobierno con la exigencia de reintegrar a los prestatarios el exceso de intereses pagados en los años anteriores a esta operación. Todo ello supuso un importante quebranto para los resultados de los bancos.

En esa misma línea nacionalizadora, a mediados de octubre de 2013, el Gobierno compró el 51% de la empresa Mahart Passnave dedicada a la realización de cruceros por el Danubio.

El sector inmobiliario, aunque se libra del laberinto de procesos administrativos de adjudicaciones de concursos públicos, puede tropezar con la “arbitrariedad” municipal a la hora de la emisión de permisos y autorizaciones. Durante los 5 primeros meses de 2017 el sector de la construcción ha experimentado un continuo aumento, aumentando la producción del sector en un 26,9% respecto al mismo periodo del año anterior. El sector inmobiliario (construcción de nueva vivienda) ha afianzado la recuperación que comenzó en 2016, con un aumento del 46% en la primera mitad del 2017 (más de 5.000 nuevas viviendas construidas), y con un aumento superior a 19.800 permisos de construcción. Asimismo, según datos del Banco Nacional de Hungría de mayo de 2017, la inversión en préstamos hipotecarios experimentó un aumento interanual del 44%. Este aumento evidencia una progresiva recuperación del mercado inmobiliario.

 Cabe también destacar la barrera que supone el idioma húngaro, que dificulta el establecimiento de oficinas locales y la contratación de personal para las mismas. No obstante, actualmente la mayoría de la población joven habla un perfecto inglés y en ocasiones otros idiomas como el alemán.

 

 

Volver a índice de Marco jurídico

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex