Sistema financiero

Sistema financiero

Hungría cuenta con un sistema financiero que se regula por la Ley CCXXXVII de 2013 sobre Instituciones de Crédito y Empresas Financieras. Hungría forma además parte del FMI y del Banco Mundial desde 1982.

El principal operador del sistema es el Banco Nacional de Hungría responsable del diseño y ejecución de la política monetaria (con independencia aunque en coordinación con el Gobierno), así como de la política de crédito externo y es responsable de la evolución del tipo de cambio oficial del forinto (HUF).

Hay dos tipos de compañías financieras:

- Instituciones de Crédito: Formadas por bancos y entidades de crédito con licencia para todo tipo de servicios de depósito y pago. Los bancos son las instituciones que prestan un mayor abanico de servicios financieros. Además, por regla general, actúan de forma más prudente y conservadora.

- Empresas Financieras: Aquellas empresas privadas, húngaras o extranjeras que captan recursos del público, cuya especialidad es la de facilitar colocaciones de primeras emisiones de valores, operar con valores mobiliarios y brindar asesoría de carácter financiero.

Las compañías extranjeras pueden actuar en Hungría como institución de crédito o empresa financiera a través de sucursal húngara, y pueden ofrecer todo tipo de servicios financieros.

La Autoridad de Supervisión Financiera Húngara (PSZÁF) es el organismo competente para conceder y revocar las licencias para el establecimiento y actuación de las instituciones de crédito y negocios financieros.

Sistema Bancario

La gran mayoría de los bancos que operan en el país son de capital extranjero. Los más importantes son la Caja Nacional de Ahorros (OTP), el Banco de Comercio y Crédito (K&H), Unicredit, Raiffeisen Bank, Erste Bank y el Banco de Comercio Exterior (MKB). 

Los bancos europeos tras la entrada de Hungría en la UE pueden operar en el sistema bancario húngaro sin necesidad de mayores supervisiones o autorizaciones.

Por otra parte, el Fondo Húngaro de Seguro de Depósitos (OBA) ejerce la función de proporcionar fondos a aquellos bancos que se declaren insolventes, siempre que estos cumplan los requisitos establecidos por la ley a tal efecto. 

Volver a índice de Sistema financiero

Líneas de crédito, acuerdos multilaterales de financiación

El BEI (Banco Europeo de Inversiones) ha estado muy involucrado en los principales proyectos de infraestructuras del país, suministrando fondos a los bancos directamente y como garante subsidiario. Las inversiones del BEI en Hungría alcanzaron los 692 millones de euros en el año 2016, de los cuales un 41% se destinó para ayudas a Pymes, seguido por un 32% para proyectos medioambientales, un 14% para infraestructuras y un 12% para innovación. De acuerdo con el BEI, la inversión total del Grupo BEI (el Banco Europeo de Inversiones y el Fondo Europeo de Inversiones) en Hungría fue de 700 millones de euros en 2016.

Entre 2012 y 2016, Hungría ha recibido 5.219 millones de euros en inversiones del BEI, de los cuales el 28% se han destinado a transporte y comunicaciones, y el 24% a industria, servicios y agricultura.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha estado vinculado a la economía húngara en su historia reciente, sobre todo a partir del inicio de la crisis financiera internacional. En el año 2008 suscribió un acuerdo con Hungría que posibilitó la solvencia de las principales entidades financieras del país. En abril de 2016 Hungría terminó de pagar lo que le restaba de los préstamos concedidos por la E.U. y el FMI (unos 19 mil millones de euros en total).

En lo que respecta al Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo (BERD), presta financiación con un interés favorable a numerosos proyectos a lo largo del país. A 31 de mayo de 2017, existen 43 proyectos activos en cartera, a través de los cuales el BERD ha invertido 604 millones de euros. Los sectores de destino de esta inversión más relevantes son infraestructuras (36%), energía (25%), instituciones financieras (23%) e industria, comercio y agricultura (16%).

Volver a índice de Sistema financiero

Régimen de cobros y pagos al exterior. Control de cambios

EL régimen del control de cambios está regulado por la Ley CXXXIX de 2013 del Banco Nacional Húngaro (MNB). El Banco Nacional de Hungría es la autoridad competente en la materia y desarrolla la política de control de cambios. Los principios del funcionamiento del Banco son similares a los de los bancos occidentales.

Según dicha Ley,

  • los residentes húngaros podrán poseer divisa sin restricción alguna
  • la divisa extranjera podrá obtenerse bajo cualquier título legal y mantenida en una cuenta de un banco en Hungría sin tener que presentar documentos
  • tanto los húngaros como los no húngaros residentes podrán pagar tanto en forintos como en divisas
  • los no húngaros podrán comprar títulos de deuda pública húngara

Volver a índice de Sistema financiero

Repatriación de capital/control de cambios

Hungría tiene un tratamiento de la inversión extranjera de país europeo occidental dentro de la UE. Además Hungría ha firmado acuerdos con más de cincuenta países para proteger las inversiones extranjeras y evitar la doble imposición.

Existe un Convenio entre España y Hungría para evitar la Doble Imposición en vigor desde 1987 y que se centra en el impuesto de renta y patrimonio, en la prevención del fraude y  la evasión fiscal (publicado en el  Boletín Oficial del  Estado el 24 de noviembre de 1987).

Así mismo, existe un Acuerdo de Promoción y Protección Recíproca de las Inversiones (APPRI) celebrado entre España y Hungría. Este acuerdo bilateral fue firmado en 1989 y entró en vigor el 1 de agosto de 1992 (publicado en BOE el 9 de septiembre de 1992). Con la entrada de Hungría en la Unión Europea este Acuerdo ha dejado de tener relevancia práctica.

Volver a índice de Sistema financiero

  • Movilidad Internacional
  • Barreras Comerciales
  • ICE
  • Datainvex